Andreu Martín

Blog del escritor Andreu Martín

DOCTEUR PETIOT, 22 RUE LA SUEUR

El 31 de octubre de 1944, dos meses después de que los aliados liberasen París, en una estación de metro un grupo de la Resistencia rodeó a un capitán de las Fuerzas Francesas del Interior y le exigieron que se identificara. 
Dijo que era el capitán Henri Valéri, pero los documentos que mostraba eran una mala falsificación. Quienes lo abordaban lo hicieron cconvencidos de que se trataba del doctor Marcel Petiot sobre el cual acababa de aparecer un artículo en el periódico Résistence titulado «Petiot, soldado del Reich». 

Imagen

Plantó cara, tanto a los patriotas de la resistencia como a la policía que intervino en el altercado. 
¿Cómo podían acusarlo de colaborar con los nazis si tiempo atrás había sido detenido y torturado por la Gestapo acusado de dirigir una organización que ayudaba a familias judías para que huyeran a España? Era un patriota, uno de los que lucharon en la sombra, encarcelado y torturado por los alemanes —reiteraba— en la cárcel de Fresnes durante ocho meses. 
No obstante, aquella vez ya convenció a nadie. Si bien era cierto que había caído en poder de los alemanes, también lo era que se había librado de ellos gracias a su ingenio e inteligencia. Y hacía siete meses que la policía francesa había entrado en la mansión que Petiot alquilaba en el número 22 de la calle de La Sueur y había encontrado una gran cantidad de restos humanos en descomposición que el doctor iba quemando poco a poco en dos hornos. Aquél era el destino que esperaba a los incautos que, queriendo escapar del genocidio nazi, habían pagado entre treinta y cincuenta mil francos para que los llevara lejos de París. 
A partir de aquel espantoso hallazgo, el tenaz inspector Massu había reconstruido la vida de un monstruo que ya había sido juzgado antaño por vender heroína y por robo y siempre había eludido a la justicia alegando «demencia evidente». 
Lo acusaron de veintisiete asesinatos, incluído el de un niño de siete años. 
El juicio se inició el 18 de marzo de 1946 y se prolongó a lo largo de quince días, durante los cuales Marcel Petiot se mostró sarcástico o indiferente. 
Fue guillotinado el 25 de mayo de aquel mismo año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: