Andreu Martín

Blog del escritor Andreu Martín

VENENO POR VOCACIÓN

El 6 de agosto de 1962, en la cárcel de Broadmoor murió uno de los reclusos llamado Berridge. El forense dictaminó que lo habían envenenado con cianuro, cosa que resultaba sumamente misteriosa si consideramos que en el penal no parecía que hubiera manera de conseguir ese veneno.

Imagen

Broadmoor es una institución penitenciaria para enfermos mentales, y por ello fueron muchos los presos que confesaron haber asesinado a Berridge, pero los investigadores no les hicieron ningún caso.

Tampoco prestaron atención al más joven de los candidatos, un muchacho de 14 años de nombre Graham Young.

Y habría sido aconsejable que estudiaran su historial, teniendo en cuenta que Young estaba encerrado allí por haber envenenado a su padre, a su madrastra, a su hermana y a un compañero del colegio; y que, desde los once años, vivía obsesionado por los venenos y sus efectos y siempre llevaba consigo una ampolla con antimonio porque decía que así se sentía más seguro, y cuando lo detuvieron tenía en su habitación veneno suficiente como para matar a 300 personas, y confesó que había echado antimonio o belladona en la comida de casa.

Por si eso fuera poco, en la cárcel tenía acceso a la biblioteca, donde continuaba instruyéndose sobre toxicología.

Allí aprendió que es posible obtener cianuro, mediante un procedimiento muy complicado, a partir de las matas de laurel que había en el patio.

També deberían de haber pensado en él cuando encontraron desinfectante en el café de los funcionarios.

Cuando el psiquiatra consideró que estaba rehabilitado, en 1971, el padre de Young aconsejó que no lo soltasen jamás.

Ello no obstante, lo soltaron y el chico enseguida consiguió trabajo en un almacén donde se manipulaban productos químicos.

 

Imagen

Tres días después de haberse incorporado a su puesto, algunos de sus compañeros se pusieron enfermos y dos acabaron muriendo.  El 21 de noviembre de 1971, volvieron a detener a Graham Young.

El 29 de junio de 1972, fue condenado a cadena perpetua y murió encarcelado cuando sólo contaba 43 años.

Tiene una efigie de cera en el Museo de Madame Thoussaud. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: