Andreu Martín

Blog del escritor Andreu Martín

San José (pobre)


FELICITEMOS HOY A LOS JOSÉS Y JOSEFAS, PEPES Y PEPITAS…
Que llevan el nombre de uno de los santos más desgraciados del santoral.

Dice J M Albaigés que José es un nombre hebreo que llevó por primera vez el onceavo hijo de Jacob por las palabras pronunciadas por su madre al darlo a luz: «Que Dios aumente la familia» (Yosef) El nombre ha pasado a todos los idiomas y es uno de los más extendidos por todo el mundo con las formas de Josep, Xosé, Joseba, Chusé, Joseph, Giuseppe, Yosip o Osip. No sé si cuenta el nombre de Simprofié, que es como se dice José en caló. Según Wikipedia, el hipocorístico Pepe (Pep, Beppe) no vendría de las siglas Pater Putativus (“padre putativo”) que venían en los calendarios (P.P. de Jesús) sino que se trataría de una forma reducida de Jusepe, antigua versión del nombre en español.

A mí me llama la atención este pobre José que, siendo descendiente de la estirpe de David (una rama venida a menos) y padre del mismísimo Jesús, haya sido tan maltratado por la historia: no se sabe dónde ni cómo murió. Se le presta atención mientras es útil para darle un nombre al niño y cubrir las apariencias, luego se sabe que trabajaba (por eso es patrón de artesanos, carpinteros, ingenieros y obreros), o sea, que estaba ahí currando para traer dinero a casa y, cuando Jesús se pone a predicar, desaparece de escena y no se le vuelve a mencionar más. La Virgen María se queda con todo el protagonismo. (¿Será San José modelo de todos los padres católicos?)

Hay un misterio en José. Queda claro que (Juan, 7,42) «la Escritura dice que el Mesías ha de ser descendiente del rey David y que procederá de Belén, del mismo pueblo de David» y (Lucas 2,4) «por esto salió José del pueblo de Nazaret, de la región de Galilea, y se fue a Belén, en Judea, donde había nacido el rey David, porque José era descendiente de David», y nos lo aclara y remacha San Pablo en la segunda Carta a Timoteo, 2,8: «Acuérdate de Jesucristo, que resucitó y que era descendiente del rey David».

El Evangelista Mateo (1,1) empieza refiriendo la genealogía exacta que va desde Abraham y David hasta José; y también lo hace Lucas, pero las dos genealogías son diferentes. Según Mateo, David fue padre de Salomón y Salomón padre de Roboam y Roboam de Abías hasta llegar a Matan y Jacob, que fueron respectivamente abuelo y padre de José… Mientras que, según Lucas, la línea de descendencia es la siguiente: David fue padre de Natan, que fue padre de Matatá, que fue padre de Menná hasta llegar a Matat y Elí, que habrían sido respectivamente abuelo y padre de José (¿?).

Pero, en todo caso, la Biblia también cuenta que (Mateo 1,18 – 1,24) «María estaba unida a José por acuerdo matrimonial y, antes de vivir juntos, ella se encontró con que había concebido un hijo por obra del Espíritu Santo. José, que era un hombre justo y no quería difamarla públicamente, resolvió deshacer en secreto el acuerdo matrimonial…» O sea que, en realidad, da igual que descendiese del rey David o no, ni por un lado ni por otro, porque no tuvo intervención en el nacimiento de Jesús.

Pobre José. Será por eso que, según Albaigés, aun cuando José es uno de los nombres más usados en España, sólo un 17 % se llaman sólo José: siempre es José Antonio, José María, José Luis…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: