Andreu Martín

Blog del escritor Andreu Martín

Una milonga negra y criminal

La encontró en el bulín y en otros brazos…
Sin embargo, canchero y sin cabrearse,
Le dijo al gavilán: “Puede rajarse;
el choma no es culpable en estos casos.”

Al quedarse bien solo con la mina,
buscó las alpargatas y, ya listo,
murmuró cual si nada hubiera visto:
“Cébame un par de mates, Catalina.”

La grela, jaboneada, le hizo caso.
El tipo, saboreándose un buen faso,
la mateó, chamullando de pavadas…

Y luego, besuqueándole la frente,
con toda educación, amablemente,
le fajó treinta y cuatro puñaladas.

Versión argentina

Versión catalana en castellano

Versión catalana en catalán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: